Primera Consulta Informativa GRATIS
Remedios 955 51 52 25 Nervión: 954 62 99 44

Ultrasonido y cavitaciónLos avances tecnológicos en la medicina han hecho posible el uso del ultrasonido de baja frecuencia y la cavitación para la reducción de la grasa localizada. La baja frecuencia de las ondas ultrasónicas es útil en la lucha contra las acumulaciones de grasa. La lipólisis de los ácidos grasos de los adipocitos (células cargadas de grasa) tiene lugar debido a un fenómeno conocido como cavitación estable. Además, hay una ruptura de las fibras a través de la acción mecánica (“jet stream”), mejorando la piel de naranja típica de la celulitis y tonificando la piel.

Este efecto también contribuye a mejorar los trastornos circulatorios asociados a la celulitis. Por último, parte del contenido de los adipocitos se metaboliza por el hígado y se elimina en la orina, por lo que siempre se recomienda beber agua en abundancia, tanto el día del tratamiento y como los días posteriores.

Los ultrasonidos para medicina estética son de 3 Mhz por aplicar solo a nivel del tejido conjuntivo y adiposo sin tocar otros tejidos, produciendo cambios térmicos, mecánicos y químicos generando efectos lipolíticos. Los equipos de uso cosmetológico son de bajas potencias, pero para uso médico deben utilizarse potencias altas.

LA TÉCNICA Y SUS APLICACIONES EN MEDICINA ESTÉTICA

El ultrasonido es una vibración acústica con frecuencia por encima del umbral auditivo, es decir, a más de 20KHz/20.000Hz. Un equipo moderno tiene capacidad para emitir esta vibración a distintas frecuencias, en función al tratamiento y efectos deseados.

De esta manera, y en función a la frecuencia aplicada, lograremos los siguientes efectos:

  • cavitacionales: es la capacidad de los ultrasonidos de generar en fluidos pequeñas bolas de gas disuelto que aumenta de volumen, luego explota y se produce, entonces, una destrucción de las células adiposas.
  • Térmicos: producción de calor que produce un aumento del metabolismo celular y vasodilatación.
  • Mecánicos: las partículas atravesadas por las ondas ultra sonoras entran en movimiento, esto conlleva una variación de presión que determina el movimiento de los líquidos y favorece el drenaje linfático.

VENTAJAS

Cómodo: El tratamiento es completamente indoloro, se realiza en consulta. No precisa anestesia ni fajas.
Seguro: Solo una cantidad predeterminada de energía ultrasónica es dirigida de forma precisa a la zona deseada dentro del panículo adiposo. El tejido colindante permanece intacto y sin exponer.
Selectivo: Unicamente se rompen las membranas de los adipocitos. No se produce lesión epidérmica.

DURACIÓN

Poco más de 20 minutos por sesión.

NÚMERO DE SESIONES

Tantas como sean necesarias, en función a cada persona y prescripción médica, siempre que se realicen cada semana.

CONTRAINDICACIONES

No deben utilizarse en zonas especiales de nuestro organismo: ojos, oídos, ovarios o testículos, y está contraindicado totalmente en abdomen de embarazadas, pacientes con marcapasos, zonas infectadas y neoplasias o que hayan sufrido una hemorragia reciente.