El aumento de las caras ‘alien’: pacientes con caras cada vez mas distorsionadas en su búsqueda de los estándares de belleza irreales de Instagram

La apariencia deformada después de un mal tratamiento con rellenos faciales se está convirtiendo en una “nueva normalidad”.

Qué es la “Alienización”?: pues lo definimos como la distorsión de los rasgos faciales mas allá del rango normal de una persona, dando lugar a una cara deforme.

Actualmente hay una tendencia entre muchos médicos a hacer lo que le pide el paciente, aunque sea descabellado, pero el médico estético tiene una obligación, en primer lugar, de ante todo no hacer daño, y en segundo lugar de cultivar el sentido estético buscando resultados naturales. Pero en muchas clínicas de estética se dejan llevar por el planteamiento “mientras mas mejor” , y se está convirtiendo en una epidemia. Así, encontramos pacientes que terminan pareciendo extraterrestres (alienígenas) como resultado de un lavado de cerebro favorecido por las redes sociales, que les impulsan a normalizar el exceso de tratamientos.

Cada persona tiene sus rasgos mas o menos definidos. El problema es exagerar los rasgos y hacer que todas las personas parezcan iguales. 

Y por qué está ocurriendo esto? Creo que por varias razones: la falta de criterio estético por parte del médico, o falta de interés… también la ausencia de regulación, y sin duda el criterio económico: mientras mas jeringas le ponga al paciente, mayor facturación. Y diría otro factor: no sólo los pacientes; también muchos médicos estéticos no son conscientes, simplemente no se dan cuenta y lo ven como normal. A esto tenemos que añadir una deriva en la percepción de los estándares de belleza, favorecido por un permanente bombardeo de imágenes anormales en redes sociales.

Y es que estos resultados distorsionados salen también de consultas prestigiosas donde trabajan médicos altamente cualificados. Tenemos cada vez mas conocimientos técnicos y anatómicos, procedimientos mas complejos y avanzados, a  expensas del sentido artístico que se ha convertido en una grave carencia en nuestro sector.

La distorsión de los rasgos faciales a menudo involucra el abordaje de “Mas es Mas”, de manera que el ingreso económico o la facturación de la clínica es un factor importante a considerar. 

Esta epidemia se está extendiendo con alarmante rapidez y por desgracia se está convirtiendo en la Nueva Normalidad de la Medicina Estética.

Es muy importante que seamos conscientes de esta epidemia para limitar los daños, pues la alienización puede terminar provocando daños físicos y emocionales en el paciente. Como muchas personas (médicos y pacientes) han perdido la habilidad de distinguir lo normal de lo deforme, hay que saber reconocer los rasgos de extraterrestres que presentan estas personas. 

Dónde se reflejan estas deformidades faciales? Pues de arriba a abajo, las más frecuentes son las cejas disparadas hacia arriba, los pómulos talla XXXL y exageradamente angulosos, las narices de punta excesivamente respingona, los labios, enormes, planos y con un borde exagerado, simiescos o como un pez, y los ángulos mandibulares excesivamente esculpidos.

Directora médica en VitaLuz