Dra. Mónica Ulecia. Directora Médico de Clínica Vitaluz

EL ENGAÑO DE LOS LABIOS EN INSTAGRAM

Aumento de labios, armonización…miles de imágenes en Instagram nos muestran resultados asombrosos tras un solo tratamiento de relleno de labios con ácido hialurónico, con fotos del «antes» y el inmediatamente «después». La pregunta es, » ¿ Esto es real ?»

Es muy difícil determinar si los resultados que se publican corresponden con la realidad. Pero la publicación de la foto del tratamiento inmediatamente después de realizarlo, seguro que no es el resultado definitivo. Esto es así porque hay una serie de factores que debemos de tener en cuenta.

En primer lugar, el efecto de la anestesia tópica o crema anestésica EMLA que se suele aplicar 20 o 30 minutos antes del tratamiento. Esta crema se absorbe y produce una ligera hinchazón de los labios antes de que médico haya puesto el relleno. De hecho, muchas pacientes que se ven los labios tras haberse aplicado la crema anestésica, comentan que ya se ven los labios más rellenos, sin el relleno. Por supuesto este efecto es temporal, dura apenas unas horas y no es responsable del resultado definitivo.

A esto hay que añadir el traumatismo del tejido labial por el tratamiento en sí, es decir el paso de la aguja o la microcánula que usamos para introducir el relleno en los labios. Si pinchamos los labios, aunque no inyectemos nada, provoca una hinchazón. Es lo mismo que ocurre si nos damos un golpe en cualquier parte de la cara o el cuerpo: aparece un «chichón» o se hincha.

Además, en ocasiones masajeamos los labios recién terminado el tratamiento para asegurarnos de que el producto queda repartido de forma homogénea, y este masaje favorece el edema.

Cuando el tratamiento está recién terminado, al efecto anestésico de la crema EMLA se suma la anestesia que suelen llevar los rellenos de ácido hialurónico. Esto hace que el tratamiento sea menos molesto y que los labios no se queden doloridos al terminar. Generalmente el efecto anestésico desaparee en menos de una hora. Pero los labios anestesiados, pueden estar mas proyectados hacia delante de lo normal, igual que ocurre cuando vamos al dentista y nos ponen anestesia local. Con los labios anestesiados no controlamos la posición y el movimiento de la misma manera que cuando recuperamos la sensibilidad. Y esto también contribuye a que el resultado inmediato no sea real.

Los pacientes «reales»

Las pacientes que vemos en las redes sociales suelen ser jóvenes, bellas, a menudo con unos labios atractivos antes del tratamiento, que sólo necesitan una sesión para quedar perfectos. Pero la realidad puede ser muy diferente. A menudo nuestras pacientes necesitan un rejuvenecimiento o relleno de toda la región perioral, lo cual requiere un soporte alrededor del labio que hace que un solo vial no sea suficiente para conseguir resultados satisfactorios para el paciente y para el médico.

También sería bueno poder ver casos de diferentes grupos de edad, o los casos de labios difíciles: labios muy finos, labios envejecidos, labios muy asimétricos…

En definitiva, lo que hay que tener claro es que esas fotos de labios maravillosos compartidas en Instagram o en redes sociales, con los labios jugosos de aceites o brillos labiales, pueden no corresponder con el resultado definitivo. Las fotos del «después» deberían realizarse al menos una semana después del tratamiento. El edema del tratamiento recién hecho puede esconder asimetrías o irregularidades que se pueden corregir en una revisión a partir de los 15 días.

Con tus labios no te la juegues. Acude siempre a un experto en Medicina Estética con reconocida experiencia para conseguir unos labios atractivos y equilibrados con el resto de tu cara.